Dinastías y Demagogos: Un poco de ‘Juego de Tronos’ en tus partidas de D&D

Paseando hoy con mi novia por el centro de Valencia me he parado en una de las pocas tiendas de rol que quedan: Imágenes. Es muy triste el plano del rol en una ciudad como esta, tan importante, pero bueno, eso ya lo comentaré en otro momento. Por cierto Valencianos, Imágenes está de aniversario y tiene todo rebajado un 5% (¡E incluso cosas al 50%!), no dejéis de ir, que cada moneda cuenta.

Deleitándome entre el están de rol (que casi siempre es el mismo, apenas traen nada nuevo y tampoco se compra nada viejo… ¡Si están las jodidas Quintaesencias de AD&D!)  he encontrado un librito que llevo tiempo viendo y no me animaba a comprarlo. Este es DyD, Dinastías y Demagogos, un suplemento para D&D 3.x

Este libro nos es traído a España de mano de Edge y (como casi todo el rol en general) me parece bastante caro, 24€ por 160 paginas en rústica. No es ninguna novedad, ya tiene sus años, pero me ha hecho gracia y lo he pillado.

Este suplemento es, sin lugar a dudas, curioso. Aparte, al centrarse tanto en la política, solo hay dos caminos: o te gusta o no. Si eres de los de entrar a saco en una dungeon, a matar monstruos y saquear tesoro… Este no es tu suplemento. Si, aparte de eso, te gusta adentrarte en el control de gobiernos, las intrigas, las maniobras políticas y los debates hirientes y dolorosos, te gustará. En primer lugar te dan una aventura introductoria, explicadita, para que vayas viendo cómo es una aventura política. Seguidamente te hacen un repaso de las formas de gobierno más comunes: Anarquía, Democracia, Dictadura, Feudalismo… Lo veo un poco innecesario, pero te explican los puntos fuertes y débiles de cada sistema y como llevarlo en una partida, con lo cual no viene del todo mal. Además está acabado con un capítulo de ‘Razas de Fantasía y Gobierno’ donde los enanos se llevan un papel casi de protagonista, por lo que a mí con eso me han ganado.

El juego te permite hacer cosas como estas, pero con espadas y dragones por ahí. Si supiera usar el Photoshop haría algo guay, pero como no se imaginaoslo y punto, que es más barato.

Luego nos hablan de adaptar habilidades, conjuros y dotes a la trama política. Vamos, lo que viene a ser lógico. Más adelante añade nuevas dotes y, algo que me ha sorprendido, dotes de ‘personalidad’. Vamos, las ponen en dotes por que tienen que ponerlas en algún sitio, pero me ha parecido flipante. Simplemente es darle un carácter más interpretativo. A D&D. Como lo oyen, no estamos locos. La verdad, me han parecido que funcionan bastante bien. Tu eliges una dote (Ambicioso, Arquitecto, Lobo Solitario, etc…) que tienen unas restricciones y unas condiciones. Cuando cumplas la condición de tu dote (por ejemplo, la condición de Ambicioso se cumple cuando haces que un compañero de tu grupo haga algo que te beneficie a ti) puedes gastar un punto de acción (que tienes varios y tal) y añadir 1d6 a una tirada (si eres de nivel 8 a 14 añades 2d6, y 15 a 20, 3d6) que este relacionado con dicha ambición. Me ha parecido gracioso, ciertamente, y se puede adaptar a partidas no políticas con facilidad. Yo pondría que al principio eliges una Personalidad y punto, pero eso a gusto del consumidor.

Después ya nos habla de como llevar debates políticos, votaciones y demás en el sistema de juego. Los debates me han parecido bastante gracioso (ya que todo está escrito en tono muy desenfadado… ¡Puedes coger un zapato y ponerte a dar golpes en la mesa del debate como acción! Vale, se llama Pataleta, pero puedes hacerlo. Para mí es suficiente) y no son complicados. Me recuerdan a las intrigas de Juego de Tronos JDR, solo que, bueno, son anteriores. Así que no se que me recuerda a qué. Luego el sistema de votaciones no lo he leido mucho, pero no parece estar mal.

Los últimos capítulos son aventuras y marcos de campaña políticos que puedes usar. Todo el suplemento está salpicado de ejemplos, pero estos están realmente bien puestos y organizados para que puedan dirigirse con facilidad, cosa que se agradece. En los apéndices nos encontramos con formas diferentes de llamar a los gobiernos (basándose en nuestra historia humana) y la bibliografía en la que se apoya el libro (para esta época solo había salido el primero de Juego de Tronos, con lo que es aún más sorprendente  que crearan este ejemplo por aquellos días). Curiosidades, vamos.

Típica reunión política enana.

Para ir acabando, la maquetacion no es mala, se deja leer muy bien y el juego tiene buenas ilustraciones, aunque la mayoría son grabados de libros del siglo XIX o anteriores, aunque hay algunas bastante buenas, como la que puse encima. Como se dice, simple pero elegante.

En definitiva, nos encontramos con un buen suplemento si te gustan los entramados políticos y demás, pero algo bastante inútiles si eres más de solucionar las discusiones con un hachazo en la boca.

¡Nos leemos!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseñas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dinastías y Demagogos: Un poco de ‘Juego de Tronos’ en tus partidas de D&D

  1. Kugnar dijo:

    Obligada compra para los que nos gusta tintar las partidas más allá del estilo Old School.
    Gracias por comentarlo.

    -Kugnar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s